Página 3 de 3 PrimerPrimer 123
Resultados 21 al 26 de 26

Tema: Lo mejor de todo

  1. #21
    Senior Member
    Puntos: 3,860, Nivel: 39
    Nivel completado: 40%, Puntos necesarios para el proximo Nivel: 90
    Actividad total: 99.5%
    Logros:
    1000 Experience Points1 year registered

    Fecha de ingreso
    22 sep, 12
    Mensajes
    518
    Puntos
    3,860
    Nivel
    39
    ¿Habría seguido, en algún punto importante o habría dado la impresión de que iba a seguir, alguna línea o alguna idea equivocada? ¿Había desfigurado algo con buena intención o insistido más de lo que convenía? Y volvió por fin con la idea de haber adivinado dos o tres cosas que podía haber estado en camino de embrollar; después de lo cual pasó, arriba, otro período de nerviosismo, seguido de otra entrevista, abajo, con la señora Doyne, que continuaba preocupada y en ascuas.
    -¿Está allí?
    -Está allí.
    -¡Lo sabía! -gritó con aire de triunfo. Luego, para explicarlo, añadió-: No ha vuelto a estar conmigo.
    -Ni conmigo tampoco, para ayudar -dijo Withermore.
    La viuda lo pensó:
    -¿No para ayudar?
    -No puedo comprenderlo..., estoy perdido. Haga lo que haga veo que estoy haciéndolo mal.
    Le cubrió por un momento con su aparatoso dolor:
    -¿Cómo lo nota?
    -Pues por cosas que pasan. Las cosas más extrañas. No puedo describirlas..., y usted tampoco se las creería.
    -¡Sí, sí que me las creería! -murmuró la señora Doyne.
    -Es que interviene. -Withermore trató de explicarlo. Haga lo que haga, me lo encuentro.
    Le escuchaba con ansiedad:
    -¿Se lo «encuentra»?
    -Me lo encuentro. Parece alzarse allí, delante de mí.

    •   Alt 


        
       

  2. #22
    Senior Member
    Puntos: 3,860, Nivel: 39
    Nivel completado: 40%, Puntos necesarios para el proximo Nivel: 90
    Actividad total: 99.5%
    Logros:
    1000 Experience Points1 year registered

    Fecha de ingreso
    22 sep, 12
    Mensajes
    518
    Puntos
    3,860
    Nivel
    39
    La señora Doyne, con los ojos muy abiertos, esperó un momento:
    -¿Quiere decir que lo ve?
    -Tengo la impresión de que en cualquier momento podría verlo. Estoy desconcertado. No puedo hacer nada. -Luego añadió-: Tengo miedo.
    -¿De él? -preguntó la señora Doyne.
    Withermore lo pensó un poco:
    -Bueno..., de lo que estoy haciendo.
    -¿Qué es lo que está haciendo, entonces, que sea tan horrible?
    -Lo que usted me propuso que hiciera. Meterme en su vida.
    En medio de su gravedad, mostró ahora una nueva alarma:
    -¿Y no le gusta hacerlo?
    -¿Le gusta a él? Esa es la cuestión. Lo ponemos al descubierto. Lo ofrecemos a los demás. ¿Cómo dicen? Se lo entregamos al mundo.
    La pobre señora Doyne, como bajo una amenaza para su reparación, lo meditó un instante con profunda tristeza:
    -¿Y por qué no habíamos de hacerlo?
    -Porque no sabemos. Hay naturalezas, hay vidas que se echan para atrás. Es posible que no quiera que lo hagamos. Nunca se lo hemos preguntado.
    -¿Cómo podíamos hacerlo?
    Tardó un poco en contestar:
    -Bueno: se lo preguntamos ahora. Después de todo, eso es lo que hemos hecho. Se lo hemos dicho.

  3. #23
    Senior Member
    Puntos: 3,860, Nivel: 39
    Nivel completado: 40%, Puntos necesarios para el proximo Nivel: 90
    Actividad total: 99.5%
    Logros:
    1000 Experience Points1 year registered

    Fecha de ingreso
    22 sep, 12
    Mensajes
    518
    Puntos
    3,860
    Nivel
    39
    -Entonces, si ha estado con nosotros, ya nos ha dado su respuesta.
    Withermore habló entonces como si supiera lo que tenía que pensar:
    -No ha estado «con» nosotros, ha estado en contra de nosotros.
    -Entonces por qué creyó...
    -¿Por qué creí al principio que lo que quiere es demostrarnos su simpatía? Pues porque me engañó mi buena fe. Estaba, no sé ni cómo decirlo, tan entusiasmado y tan contento que no lo comprendí. Pero ahora por fin lo comprendo. Lo único que quería era comunicarse. Hace esfuerzos por salir de su oscuridad; llega hasta nosotros desde su misterio; nos hace débiles señas desde su horror.
    -¿Horror? -exclamó la señora Doyne, con el abanico delante de la boca.
    -De lo que estamos haciendo. -En esos momentos ya podía entenderlo todo.- Ahora comprendo que al principio...
    -¿Qué?
    -Que uno no tenía más que notar que estaba allí y que, por tanto, no era indiferente. Y me dejé engañar por la belleza que había en eso. Pero está allí como una protesta.
    -¿Contra mi Vida? gimió la señora Doyne.
    -Contra cualquier Vida. Está allí para salvar su Vida. Está allí para que le dejen en paz.

  4. #24
    Senior Member
    Puntos: 3,860, Nivel: 39
    Nivel completado: 40%, Puntos necesarios para el proximo Nivel: 90
    Actividad total: 99.5%
    Logros:
    1000 Experience Points1 year registered

    Fecha de ingreso
    22 sep, 12
    Mensajes
    518
    Puntos
    3,860
    Nivel
    39
    -Entonces, ¿renuncia? -dijo ella, casi con un grito.
    -Está allí como una advertencia.
    Por un momento estuvieron mirándose el uno al otro. Ella dijo por fin:
    -¡Tiene usted miedo!
    Le molestó, pero volvió a decir:
    -¡Está allí como una maldición!
    Después de eso se separaron, pero sólo por dos o tres días; sus últimas palabras las tenía incrustadas en los oídos y, entre la necesidad de darle satisfacción a ella, y la otra necesidad que también había que tener ahora en cuenta, le pareció que todavía no podía abandonar. Volvió por fin a la hora de siempre, y la encontró en el sitio de siempre.
    -Sí, tengo miedo dijo, como si lo hubiera pensado bien, y supiera ya todo lo que significaba. -Pero veo que usted no lo tiene.
    Ella no contestó directamente:
    -¿De qué tiene miedo?
    -Pues de que, si continúo, le veré.
    -¿Y entonces?

    -Entonces -dijo Withermore- tendría que renunciar.
    Lo pensó con su aire altanero, pero serio:
    -Yo creo que necesitamos tener una señal clara.
    -¿Quiere que vuelva a intentarlo?
    Vaciló un poco:
    -Ya sabe lo que significa para mí renunciar.

  5. #25
    Senior Member
    Puntos: 3,860, Nivel: 39
    Nivel completado: 40%, Puntos necesarios para el proximo Nivel: 90
    Actividad total: 99.5%
    Logros:
    1000 Experience Points1 year registered

    Fecha de ingreso
    22 sep, 12
    Mensajes
    518
    Puntos
    3,860
    Nivel
    39
    -Sí, pero usted no necesita hacerlo.
    Pareció extrañarse, pero en seguida adujo:
    -Significaría que no quiere aceptar de mí... -no pudo terminar la frase.
    -¿No quiere aceptar qué?
    -Nada -dijo la pobre señora Doyne.
    La miró otra vez un momento:
    -Yo también he pensado lo de la señal clara. Volveré a intentarlo.
    Cuando se disponía a dejarla, ella comentó:
    -Lo que me temo es que esta noche no habrá nada preparado..., ni lámpara, ni fuego.
    -No se preocupe -contestó, ya al pie de la escalera: Encontraré las cosas.
    Ella dijo que suponía que la puerta estaría abierta, y luego se retiró otra vez, como para esperarle. No tuvo que esperar mucho; aunque, con la puerta abierta sin dejar de prestar atención, es posible que no le pareciera lo mismo que a su visitante. Pasado un rato, le oyó en la escalera, y luego estaba ya delante de la puerta, donde, si no había aparecido precipitadamente, sino más bien despacio y sin ruido, sí se le veía pálido como un muerto.
    -Renuncio.
    -Entonces, ¿le ha visto?
    -En la puerta..., guardándola.
    -¿Guardándola? Asomó por encima de su abanico-. ¿Con claridad?
    -Inmenso. Pero borroso. Oscuro. Horrible -dijo el pobre George Withermore.

  6. #26
    Senior Member
    Puntos: 3,860, Nivel: 39
    Nivel completado: 40%, Puntos necesarios para el proximo Nivel: 90
    Actividad total: 99.5%
    Logros:
    1000 Experience Points1 year registered

    Fecha de ingreso
    22 sep, 12
    Mensajes
    518
    Puntos
    3,860
    Nivel
    39
    -¿No entró en la habitación?
    El periodista miró hacia otro lado:
    -No lo permite.
    -Dice que yo no necesito... Bueno, entonces, ¿tengo que...?
    -¿Verle? -preguntó George Withermore.
    La señora esperó un momento:
    -Renunciar.
    -Eso tiene que decidirlo usted misma.
    El, por su parte, lo único que pudo hacer fue sentarse en el sofá, y taparse la cara con las manos. No pudo saber después cuánto tiempo había estado así; le bastó con saber que lo primero que vio fue que estaba solo en el cuarto, entre los objetos favoritos de la viuda. En el momento en que se ponía de pie, con esa sensación y con la de que la puerta que daba al vestíbulo estaba abierta, se encontró, una vez más, en aquel sitio claro, cálido y rosado, con la presencia grande, negra y perfumada de ella. Nada más verla, al dirigirle una mirada todavía más triste por encima de la máscara de su abanico, comprendió que había estado arriba; y así fue como, por última vez, se enfrentaron juntos a su extraña situación.
    -¿Le ha visto? -preguntó Withermore.
    Sería más tarde cuando, por la forma en que la vio cerrar los ojos, como para tomar fuerzas, y tenerlos cerrados un buen rato, comprendería que al lado de la visión indescriptible de la mujer de Ashton Doyne, la que había tenido él podía considerarse una broma. Antes de que hablara comprendió que todo había terminado.
    -Renuncio.

Página 3 de 3 PrimerPrimer 123

Los visitantes han encontrado esta página buscando:

Nadie ha llegado a esta pagina desde un buscador

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •